Venezuela: Milagro económico a la inversa

800 mil millones de dólares ha recibido el país por excedentes petroleros en los años de la “revolución”.  Es el PIB de 17 países de América juntos, incluyendo el de Chile, Perú, Colombia y Argentina. El aumento de la pobreza es ya algo palpable y más de 45% de la población vive con menos de un dólar al día.

Cortesía: confirmado.com.ve
Cortesía: confirmado.com.ve

A los venezolanos les han dicho desde niño que viven en un país rico. Que su territorio que bordea las costas del Caribe fue bendecido por Dios. Y efecto esta nación es la más rica de América en recursos naturales.

Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo del planeta, es el noveno exportador de gas del mundo, y es un productor activo de hierro y bauxita, oro, diamante, fosfato, cobre, níquel, plomo, zinc, etc.

Es uno de los países más industrializados del continente y su moneda fue por muchos años de las más fuertes de la región, incluso, era utilizada para transacciones entre países del área.

Todo esto quedó atrás, el país en la actualidad tiene una de las

Cortesía: busaca.com
Cortesía: busaca.com

monedas más débiles del planeta, la inflación es la más alta del mundo, la inversión extranjera es muy reducida y el desabastecimiento produce colas kilométricas para conseguir productos de primera necesidad como papel higiénico o jabón en polvo.

La cereza del pastel es la tasa de criminalidad. El país es una de las naciones más violentas del mundo. Con más de 24 mil asesinatos al año.

¿Y qué llevó a los venezolanos a esta situación insostenible?

En 1998 la pobreza en el país era alarmante, la desnutrición, la corrupción detonaron en la búsqueda de un vengador, un hombre que hiciera frente a la grave miseria que azotaba el país, Hugo Chávez parecía el elegido, y en efecto lo fue. Chávez fue elegido 48º presidente de Venezuela.

Cortesía: www.upsocl.com
Cortesía: http://www.upsocl.com

La política de Chávez estaba a favor de las clases desposeídas. Su discurso dividía y polarizaba, sus acciones disminuían la pobreza extrema, alfabetizaban a todo el país, aumentaba la inversión y el crecimiento anual se disparaba como las naciones prospera. Antes de fallecer, Venezuela era uno de los países menos desiguales y obtuvo un reconocimiento de la ONU por ser una de las naciones más cercanas a los objetivos del milenio.

Los aires de grandeza, la necesidad de crear una corriente alterna al legado norteamericano bajo el liderazgo de Chávez se realizaban con una joya deseada por todos: el petróleo. Naciones de todo el continente recibían petróleo con precios preferenciales o por intercambio de productos.

Cortesía: germangcarias.com
Cortesía: germangcarias.com

Los alto precios de petróleo hicieron creer que a los venezolanos que eran ricos. 800 mil millones de dólares sólo en excedentes petroleros el país recibió en los últimos quince años. Esto equivale al PIB de 17 países América juntos, incluyendo a Chile, Perú, Colombia y Argentina. Si este dinero fuera invertido en educación, ciencia, tecnología e innovación el país mostraría una cara distinta al mundo.

Chávez enemistado con los productores del país vio más sencillo importar. Actualmente el país importa más de 80% de sus necesidades básicas, todo viene de afuera.

Cortesía: www.analisislibre.org
Cortesía: http://www.analisislibre.org

Chávez murió y su sucesor Nicolás Maduro Moros no la tuvo fácil. En sus espaldas debía cargar con una cruz: Socialismo del siglo XXI, para su mala suerte el precio del petróleo bajó, sin producción, con mucho dinero inorgánico en la calle, con unas reservas internacionales bajas, con una inflación asfixiante y muchos problemas más, Maduro Moros  siguió la línea de su “padre político” pero con un fanatismo marcado. Culpar a fuerzas extranjeras de sus problemas y a la oposición del país de todo lo ocurrido.

Su popularidad es de las más bajas de América, y siendo un gobierno con bandera populista, el presidente no ha sido capaz de tomar medidas acertadas para comenzar el proceso de transformación económica que necesita el país. Prefiere entonces lanzar cortinas de humo que distraen a la población sobre que ocurre realmente en Venezuela. Este es un año crucial, donde las elecciones pueden mover la balanza o no.

Los abuelos decían a sus nietos “vivirás en un país rico y desarrollado como esos que salen en televisión”. Por un hombre con visión ideológica fracasada debo decir que mis abuelos se equivocaron por primera vez. Con un salario mínimo de un dólar al día Venezuela ya es un país pobre. Aunque el cerebro de muchos venezolanos no les permite aceptar esto, es la cruda realidad.

Cortesía: imgarcade.com
Cortesía: imgarcade.com

¿Y qué se puede esperar? Si en Venezuela ocurre una pérdida de memoria en cada elección para cargos públicos.